lunes, junio 21, 2010

Te invito a mi fiestita

El otro día me llegó un mail de gente amiga. Y ya el subject me angustió: "fiesta de disfraces". Me deprimen terriblemente las fiestas de disfraces: primero porque no entiendo cuál es el motivo (ni en Carnaval) de camuflarnos para divertirnos, si es que damos por entendido que en la fiesta a la que nos invitan nos está garantizada la diversión (y de hecho, este no era precisamente el caso).
Ni si quiera respondí.

¿Pero por qué tengo que ir disfrazado del Chapulín colorado si puedo disponer de la comodidad cotidiana del jean y las Converse? Y eso que no quiero hablar de aquellos que ¡alquilan! disfraces renunciando de esa forma incluso a la creatividad, único argumento posiblemente válido, pero absolutamente extinguido en nuestra sociedad-consumidora-de-fiestas-de-disfraces (el que va a una fiesta de disfraces no es creativo, es una verdad indiscutible esa). De última, puedo entender una fiesta de disfraces entre actores, personas que necesiten no salir del rol, personas que tomen como algo normal un acontecimiento absolutamente anti natural. Si querés disfrazarte, hacete actor.

Además, hay algo más profundo de las fiestas de disfraces que me inquieta, diría que hasta me enfurece: la discriminación. Las fiestas de disfraces son segregacionistas. ¿Alguien se anima a hacer la prueba de ir a una fiesta de disfraces sin disfraz? ¡Cuántos van a ser los oportunos que te deliren o que simplemente te pregunten por qué tu no-atuendo, cuántos serán los que te traten de aburrido! ¡Aburrido! Son los mismos que te tratan de aburrido porque te gustan las películas en blanco y negro, porque leés a John Berger o escuchás algo que no sea reggaetón.
Entonces, si no te gusta disfrazarte, te invitan en realidad a que no vayas, te expulsan de la presunta diversión.

No entiendo las fiestas de disfraces.
De hecho, suelo ir sólo a una clase de fiestas de disfraces: los casamientos.

12 comentarios:

Marina dijo...

Ja! Me hiciste reír. Qué estrés, Fero. Creo que hay determinados sucesos que no están hechos para entrar en estado de pregunta. Fiesta de disfraces: gente que busca divertirse y hacer algo distinto a lo de siempre porque lo de siempre ya no divierte pero requiere de elementos conocidos para garantizar la diversión: punto. Si no gusta, no va, ¿no?

A mí menos me atraen los casamientos, te diré!

Besos!

Fero Soriano dijo...

Jamás voy. Pero eso no quiere decir que no me sienta con ganas de llamar al Inadi. Igual, M.A., no hay estrés, che, es una manera divertida de volver a postear...
besos!

Diego dijo...

algunas personas del tercer piso están disfrazadas. o camufladas. o camaleonizadas. o son hijos de puta? me alegra que haya vuelto.

Anónimo dijo...

sos un mala onda, loco!!!
......estoy totalmente de acuerdo con vos!!!
el casco palpitante

Ø dijo...

Coincido profundamente.

Las detesto, las evito, las termino sufriendo.

Es bueno saber que no estoy solo en la cruzada.

Abrazo grande

Fero Soriano dijo...

Diego: son hijos de puta.

Anónimo dijo...

PD de FP: Un placer que hayas vuelto, viejo!

Anónimo dijo...

Les diría que fui disfrazado de peatón. O de pasajero de taxi.

Suficientes disfraces nos rodean. Nada como la desnudez que se consigue con una buena juntada, íntima, donde prenda por prenda cada uno empieza a liberarse, frase tras frase.

Esas son fiestas. Quememos esos disfraces. Quememos.

FP (el que no tiene blog)

Anónimo dijo...

o andá con tus converse y deciles que estás disfrazado de vos. el "yo" es la ficción más importante que pudiemos lograr; es la obra maestra de la conciencia.

Tucumanos dijo...

Las fiestas de disfraces son solo para que los hombres se puedan disfrazar de mujer sin ser juzgados por la sociedad. HE DICHO.

Anónimo dijo...

Nunca unas toper de lona, no ???.
Qué está bién y qué está mal ??. No disfrasarse para ir a una fiesta de disfraces, o sea ir de jean y zapas (no digo la marca porque no me pagan) , pero si disfrasarse para ir a un casamiento (esto sería ir sin corbata, con una camisa alternativa, y zapas).
La consigna es ser distinto a los demás ??. El problema es que los demás también quieren ser distintos a "los demás".

Fero: te banco a morir. A pesar de todo, ja.
Los demás.

Fero Soriano dijo...

Anónimo que me banca a morir (qué clase de banca será esa...):
Nada está bien y todo está mal o viceversa o las dos juntas. A la fiesta de disfraces no vas si no te vas a disfrazar, y eso es lo que hago. El disfraz de los casamientos es el uniforme (el saco, la corbata, los zapatos bien lustrados), todos los uniformes son disfraces justamente para desintegrar lo particular, para unificar en el peor sentido.
Yo no voy a las fiestas de disfraces, las odio porque odio disfrazarme. A los casamientos voy bien vestido, y punto, y no los odio porque se chupa bien (generalmente).